Remedios naturales para dientes amarillos

Hoy en día casi nadie puede pasar un día sin beber una taza de café. Definitivamente es un gusto espectacular y difícil de dejar, pero el gran problema es que es el mayor contribuyente a ese tono amarillo de nuestros dientes. Esto no significa que si quieres dientes blancos debes olvidarte de ese delicioso aroma por las mañanas para siempre. Simplemente reducir un poco el consumo de esté podría ayudar. Además unos pequeños trucos en casa puedo ser gran ayuda para blanquear ese esmalte!

La higiene de tus dientes es muy importante no solo por tu salud bucal, sino también por el efecto que pueden tener en tu salud general. La razón principal del color amarillo en nuestros dientes son los alimentos ácidos que consumimos, ya que como resultado, el esmalte de los dientes se desgasta hasta tres veces más rápido si uno lleva una dieta de alimentos y bebidas acidas y no trata los dientes correctamente.

Blanqueamientos profesionales:

Siempre puedes acercarte a una farmacia y comprar productos para blanquear tus dientes, hoy en día existen muchas marcas que venden productos de blanqueamiento auto aplicables. También puedes consultar a algún dentista para un procedimiento con un profesional, como un Blanqueamiento dental Donostia. Sin embargo existen algunas desventajas con estos tratamientos.

Claramente con estos productos veras resultados inmediatos, pero son bastante agresivos para tu dentadura. Algunos productos que se utilizan en un blanqueamiento, tienen ingredientes fuertes que pueden tener efectos secundarios, debilitando tus encías y en tus mismo dientes.

Remedios Naturales para un blanqueamiento en casa:

1. Bicarbonato de sodio:

Muchas pastas dentales tienen entre sus ingredientes bicarbonato de sodio, ya que es un producto natural, muy eficaz para promover el blanqueamiento de los dientes. Para preparar un blanqueamiento casero, simplemente tienes que mojar el cepillo de dientes y agregarle un poco de bicarbonato. Cepilla tus dientes con esta pasta al menos dos veces al día antes de cada cepillado y veras resultados.

También puedes mezclar bicarbonato de sodio con agua y enjuagar tu boca con esta mezcla. Es importante que en ningún momento apliques el bicarbonato de sodio si esta seco, ya que puede raspar el esmalte de tus dientes, siempre moja el cepillo lo suficiente.

2. Fresas:

La fresa es una fruta llena de vitaminas y minerales. Es un alimento abundante en vitamina C, la cual ayuda mucho a que tengas dientes naturalmente mas blancos.

Para aplicar las fresas como blanqueador, haz una pequeña pasta, aplastándolas con un tenedor. Luego aplácala en los dientes y deja reposar la pasta en tus diente por al menos 4 minutos. Enjuaga bien tu boca y luego cepillo normalmente.

3. Cáscara de una banana:

La cáscara de banana tiene una textura fibrosa y arenosa, que puede ayudar a limpiar los dientes y pulir su superficie. Tiene un alto contenido de magnesio y potasio, los cuales ayudan a eliminar manchas en los dientes y por lo tanto los dejan mas blancos.

Para aplicar la cáscara de banana en los dientes, la manera mas fácil es frotar la parte interna de la cáscara contra la superficie de tus dientes. Frota suavemente por al menos 2 minutos y luego enjuaga con agua fría. Repite este proceso al menos dos veces al día para ver resultados más rápidamente.

4. Agua oxigenada:

El agua oxigenada o peróxido de carbono, es un gran ingrediente para blanquear los dientes. Puedes aplicarla con un algodón o bastoncillos por la superficie de todos los dientes, déjalo reposar por 1 minuto y luego enjuaga, así ayudaras a eliminar manchas amarillentas. También lo puedes usar como enjuague bucal, mezclando con agua y haciendo buchadas con la mezcla por 1 minuto aproximadamente.

5. Limón:

El limón es una fruta con mucha vitamina C. Es sabido que es uno de los blanqueadores naturales mas eficaces. Alguna gente lo utiliza para blanquear manchas en la piel, aclarar el color de pelo o incluso de las uñas. Pues también funciona efectivamente para aclarar los dientes amarillos.

Para utilizarlo de la mejor manera, debes mezclar el jugo de un limón, con sal marina. Muele bien la mezcla hasta que se produzca una pasta consistente y suave. Luego aplica la pasta en tus dientes y deja reposar por 3 minutos. Enjuaga bien con agua fría y luego cepilla tus dientes como lo haces siempre. Es importante saber que no debes dejar esta mezcla en tus dientes mucho mas de 5 minutos, ya que después de ese periodo de tiempo puede empezar a debilitar el esmalte de tus dientes.

El artículo esta escrito por Abril Marcozzi, creadora de contenidos y aficionada al mundo de Internet.

Soy una adicta a las compras por internet que cree que toda mujer merece verse y sentirse bien – sin importar su presupuesto! Puedes contactar con ella por Facebook y Google+.

Comentarios Facebook

Comentarios Qte

Estaremos encantados de leer tu opinión

      Deje una respuesta

      x

      Las cookies permiten ofrecer una mejor experiencia web. Al seguir navegando aceptas el uso de cookies.

      Acepto Centro de Privacidad
      Registrar una cuenta nueva
      Restablecer la contraseña