Cajas Mensuales de MuestrasCocina

Qué Hacer con el Caldo de Pollo, Verduras, Cocido…

La semana pasada me llegó una bonita caja de parte de Aneto. ¡Menuda sorpresa me llevé!

Qué Hacer con el Caldo de Pollo

A veces compro caldo para dar sabor a las comidas, pero nunca para tomarlo como sopa por sí solo porque el sabor siempre me ha parecido muy artificial. Claro que eso era porque compraba el más barato y así me iba…

El año pasado en la caja de Degustabox cayó una caja del Caldo de Navidad Aneto fue todo un descubrimiento. Estaba tan rico que se podía tomar simplemente como un consomé.

Desde entonces, como estoy apuntada a varias cajas mensuales, me han venido entrando un montón de bricks de caldos y ahora son esenciales cuando quiero esmerarme más en la cocina.

¿Qué son las Cajas Mensuales?
Se trata de suscripciones mensuales de cajas de comida y bebida. Cada mes te envían entre 10 y 15 productos sorpresa y sus precios varían. Sigue los enlaces para ver más sobre las Mejores Cajas Mensuales.

En la caja sorpresa de Aneto, me ha entrado un brick de verduras, otro de pollo bajo en sal y otro de Navidad; todos ellos de un litro.

Me voy a caldificar

Así que me he sentado a buscar qué hacer con tanto caldito, recopilando recetas con las que aprovechar un buen caldo rico.

Recuerda que se puede congelar, así que, si abres un brick y no lo consumes todo, no se te estropeará…

Es tarde y hace frío y te mueres por un plato de sopa casera calentita, pero la nevera está vacía. ¿Qué hacer? Saca un poco de caldo ya preparado y prueba una de estas seis formas ultrarápidas y simples pero igual de satisfactorias de transformarlo en una cena.

El caldo es uno de esos básicos de la despensa o del congelador que casi siempre tengo a mano. Como decía arriba lo uso para dar sabor y, como no me gusta dedicar horas en la cocina, no creas que es muy maravilloso. Lo hago simplemente con las sobras del agua de cocer verduras: da muchísimo sabor y se queda repleta de nutrientes.

Obviamente el casero es el mejor; el sabor del caldo casero, con sus hojas de laurel y pimienta negra, cocinado lentamente con cebolla y zanahorias, es una de las cosas más especiales en la cocina. Tenerlo reservado en el congelador siempre es una delicia, y no es un desperdicio. Pero, le tienes que dedicar horas para que te salga bien.

Qué hacer con el caldo de verduras comprado

Ahora bien, un brick de caldo comprado de buena calidad no tendrá el mismo cuerpo o profundidad de sabor que el casero, pero no lo descartaremos. Es una base sabrosa y nutritiva que se puede transformar fácilmente en una cena, especialmente cuando se cocina solo por una o dos personas.

Claro que algunos cocineros te dirán que prefieren cocinar con agua que con caldo comprado. Pero creo que es un poco extremo, especialmente cuando a día de hoy hay caldos bastante decentes. Lo mejor son los que cuentan con ingredientes orgánicos y naturales y si encuentras de esas variedades bajas en sal, mejor que mejor.

Una vez que tienes esa caja de caldo comprado o casero del congelador, empieza lo fácil: ¿cuál de estas seis sopas te gustaría comer esta noche?

1

Sopa de huevo

¡Una de las formas más sencillas de transformar un caldo simple, esta receta solo necesita huevos, cebolletas y salsa de soja!

  • Instrucciones básicas: Calienta a fuego lento 1 taza de caldo de pollo (opcional: con 2 rebanadas de jengibre fresco) hasta que hierva. Retira ¼ de taza de caldo y bate en ella 1 cucharadita de maicena en un tazón pequeño. Échalo en el resto del caldo y cocina a fuego lento durante 1 minuto. Bate 1 huevo grande con 1 cucharadita de maicena. Asegúrate de que la sopa esté a fuego lento. Vierte lentamente el huevo mientras remueves. Déjalo reposar durante 1 minuto, luego sírvelo con cebolletas en rodajas y salsa de soja.

Qué hacer con el caldo de cocido

2

Sopa de nachos

El jugo de lima le da un toque especial a esta sopa, y el pollo desmenuzado y las tortillas crujientes ofrecen una textura satisfactoria.

  • Instrucciones básicas: Calienta el caldo de pollo hasta que hierva a fuego lento. Añade el pollo cocido picado y caliente, luego exprime el jugo de una lima. Viértelo en tazones y desmenuza unos nachos, queso rallado y cilantro.
3

Sopa de fideos chinos

Añade unos fideos de huevo gordos o udon al caldo hirviendo y cocínalos. Añade algunos vegetales o verduras que tengas a mano para una deliciosa sopa rápida.

  • Instrucciones básicas: Calienta el caldo de pollo hasta que hierva a fuego lento. Añade un puñado de udon, soba o fideos de huevo, y cocina a fuego lento hasta que estén cocidos. Añade un puñado de verduras picadas y cocina hasta que se ablanden. Opcional: Dale un toque final con un poco de queso parmesano rallado.
4

Sopa de miso

La pasta de miso da al caldo de pollo un sabor salado reconfortante para hacer una sopa rápida. Es sabroso y delicioso, y una de nuestras comidas rápidas esenciales.

  • Instrucciones básicas: Calienta a fuego lento 1 caldo de pollo hasta que hierva. Mezcla ¼ de taza de caldo caliente en un recipiente pequeño con 1 cucharada de pasta de miso. Bátelo hasta que quede suave, luego échalo de nuevo en el cazo y calienta (sin hervir de nuevo). Añade el tofu y los cebollines picados hasta que se calienten.

Qué hacer con el caldo de carne comprado

5

Sopa de judías y salchichas

Las salchichas sabrosas o el chorizo, las verduras y las judías elevan a esta sopa a un nivel superior. ¡Llena muchísimo!

  • Instrucciones básicas: Calienta un poco de chorizo ​​o una salchicha de cerdo en una cacerola. Añade un caldo de carne o de pollo y calienta a fuego lento hasta que hierva. Añade un puñado de verduras picadas y unas judías o lentejas.
6

Sopa de Arroz y Limón

Con solo cinco ingredientes, esta sopa de pollo con limón se hace en poco tiempo.

  • Instrucciones básicas: Calienta hasta que hierva 2 tazas de caldo de pollo a fuego lento. Añade 3 cucharadas de arroz blanco. Baja el fuego, pon una tapa en la cacerola y cocina a fuego lento durante 10 minutos o hasta que el arroz esté en su punto. En un recipiente aparte, mezcla 1 huevo y el jugo de 1 limón. Bate lentamente aproximadamente una taza del arroz caliente con la mezcla del caldo, luego echa toda la mezcla de nuevo a la cacerola.

¿Cuál es tu forma favorita de convertir el caldo en una comida rápida?

Soy una adicta a las compras por internet que cree que toda mujer merece verse y sentirse bien – sin importar su presupuesto! Puedes contactar con ella por Facebook y Google+.

Comentarios Facebook

Comentarios Qte

Estaremos encantados de leer tu opinión

Deje una respuesta

x

Las cookies permiten ofrecer una mejor experiencia web. Al seguir navegando aceptas el uso de cookies.

Acepto Centro de Privacidad
Registrar una cuenta nueva
Restablecer la contraseña