Cajas Mensuales de Muestras

Las Cajas de Muestras merecen la pena? Consejos para decidirte

Si eres un adicto a la belleza, la comida o a las manualidades, es fácil que encuentres un servicio de suscripción de cajas de muestras pensado para ti. Las cajas de muestras merecen la pena? Si no eres familiar con esta relativamente nueva moda, las cajas de muestras son un modelo de negocio que está creciendo muy rápido, en el cual empresas como Blue Apron, JewelMint y ShoeDazzle envían desde cenas con los ingredientes pre empaquetados a fruslerías o zapatos directos a tu puerta.

La mayoría de las empresas piden a los nuevos usuarios completar un cuestionario con su perfil para determinar sus estilos personales o sus gustos. Algunas encuestas pueden completarse en un descanso para ver anuncios, otras son tan detalladas como un perfil en eHarmony. Una vez que tu perfil está completo, recibirás cajas mensuales por correo con productos especiales, escogidos a mano para ti. Hoy en día, las cajas que puedes conseguir en tu puerta pueden ser de cientos de distintas empresas, y están dirigidas a todo el mundo, desde mamás a adictos a la pesca.

El precio de la suscripción mensual varía desde los 10 euros al mes hasta los 100 si te quieres dar el lujo de apuntarte a cajas de belleza con productos de lujo.

Todo lo que tienes que hacer es bajar por tu Facebook para ver los últimos envíos de tus amigos para encontrar evidencia de los famosos que se han hecho estos servicios.

¿Por qué un montón de cajas de muestras ahora — y cuál es su salsa secreta? Para encontrar si las cajas de muestras merecen la pena del gasto mensual, hemos estudiado el comportamiento del consumidor y de suscriptores reales para compartir su punto de vista.

Nace Un Nuevo Negocio

Birchbox, posiblemente el servicio más reconocible hoy en día, puso en marcha la moda de las cajas de muestras con su lanzamiento en el 2010. Como especialista en belleza, cuidado personal y estilo de vida, los suscriptores pagan $ 10 (para las mujeres) o $ 20 (para los hombres) por mes para recibir artículos como rejuvenecedores de la piel, fragancias y maquillaje. Ahora la empresa cuenta con 800.000 suscriptores globales activos, de acuerdo con la representante de la empresa Bretaña Tomkiewicz — lo que se traduce a $ 96 millones en ventas anuales.
En sólo cuatro años desde su creación, la industria se ha disparado. “Las suscripciones representan una tendencia significativa”, dice Virginia Lee, analista de investigación senior de la firma de inteligencia de mercado Euromonitor International. “Con el exceso de oferta de productos disponibles en las tiendas, a muchos compradores les gusta el factor de selección de estas cajas de la suscripción.”

A medida que la tendencia se abre a un sinnúmero de categorías, la oportunidad para la expansión sólo se hace más fuerte. Lee espera que los negocios de la caja de suscripción estadounidenses sigan creciendo, pero a un ritmo más lento que lo que hemos visto hasta ahora. A medida que la industria se vuelve más solidificada, los jugadores más grandes están desplazando a algunos recién llegados.

Para destacar entre la competencia, Lee dice los nuevos operadores necesitan ofrecer productos más baratos, al estilo de Dollar Shave Club, o con una afiliación a algún famoso. (Kate Hudson, chef de Food Network Tyler Florence y gurús de estilo (Giuliana Rancic todos han subido al carro, lanzando servicios de suscripción por su cuenta.)

¿Necesitas toallas de papel entregada dos veces al mes? ¿ Vitaminas cada dos meses? La función de auto-entrega permite a los clientes personalizar sus pedidos de acuerdo a sus necesidades, con la flexibilidad para modificar el calendario de envíos y cantidades cada vez que se considere necesario.

Con tantas opciones para elegir, no es de extrañar que los clientes están acudiendo en masa a comprar suscripciones. Pero eso es solo la mitad de la historia. ¿Qué les atrae para permanecer leales mes a mes?

La Psicología detrás de las cajas de muestras

Bet Hildner, de 32 años, una asistente dental en Middletown, Nueva Jersey, se suscribe a Birchbox y Julep, un servicio de suscripción de cajas con cosméticos, cuidado de la piel y esmalte de uñas.

Un cliente satisfecho, Hildner espera sus entregas mensuales con anticipación feliz. “Ese elemento de sorpresa es definitivamente parte de la atracción; la curiosidad de lo que va a venir después”, dice ella.

Y de eso se trata. Michael McCall, experto en el comportamiento del consumidor y presidente de marketing de Ithaca College, dice que la magia de las cajas de muestras está en la emoción de no saber lo que recibirás cada mes por correo.
El problema es que después de un par de veces de conseguir artículos que no te gustan, se puede perder interés, dice McCall, pero que a menudo no es suficiente para que los clientes cancelen el servicio.

[blockquote cite=”Amanda Doman” float=”left” align=”left”]“La reacción química que tienen nuestros cuerpos cuando están excitados y esperando por esa caja cada mes—sin saber que es, pero sabiendo que está viniendo—crea una descarga de adrenalina.”[/blockquote]

Él compara las tasas de las suscripciones mensuales de cajas con las cuotas del gimnasio: Si los clientes están pagando tan poco como $ 10 al mes, van a percibirlo como un buen negocio, incluso si no hay un beneficio claro.

Además, como un usuario del gimnasio, la molestia de cancelación es a veces suficiente para que se siga pagando. Si bien algunos servicios de suscripción mensual como Birchbox y IPSY (otro programa de cajas de productos de belleza) permiten a los clientes cancelar sus suscripciones en línea, otros no lo hacen tan simple: Por ejemplo, Julep requiere que se llame por teléfono para dar de baja.

Pero eso es sólo un problema si se desea cancelar: Muchos suscriptores describen la emoción de conseguir artículos escogidos para ellos como razón suficiente para mantener sus suscripciones y que las cajas de muestras merecen la pena.

“La reacción química que tienen nuestros cuerpos cuando están excitados y esperando por esa caja cada mes—sin saber que es, pero sabiendo que está viniendo—crea una descarga de adrenalina”, dice Amanda Doman encargada en el Instituto para la Recuperación de la Adicción Illinois. “Cuando está siendo escogido a mano algo para alguien, se está alimentando su autoestima. Esto los hace sentir únicos y continuar comprando”.

Así que antes de invertir, asegúrate de investigar la política de devolución de la empresa, y devuelve los artículos no deseados, incluso si es un rollo.

Por ejemplo, McCall dice que los consumidores son mucho menos propensos a devolver los artículos que ya están abiertos y en sus salas de estar, pero se puede luchar contra este impulso. Pregúntese: ¿Me habría comprado este producto por mi cuenta, si no me lo hubieran enviado directamente a mi casa? Si la respuesta es no, devuélvelo.

¿Las Cajas de Muestras merecen la pena?

Naturalmente, las cajas de muestra no satisfacen a todos. Para Agnieszka Pniewski, un gerente de operaciones de renta variable de 31 años de edad, de Brooklyn, el modelo sustrae la experiencia de disfrutar lo que a cada persona le gusta. Se suscribió a Birchbox y Julep durante tres meses, pero finalmente los canceló a favor de tener más control sobre la cantidad y calidad de los productos que adquiere.

“Me gustan los programas de fidelización y productos seleccionados, que también se puede conseguir en las tiendas de calle”, dice Pniewski. “Por ejemplo, en Sephora, estoy más que feliz con el nivel de servicio personalizado que recibo, lo que se traduce para mí en querer comprar más allí.”

Pero si eres es uno de los muchos, muchos otros que disfrutan de la emoción (y la comodidad total) de las cajas de muestras, recuerda esto: La línea entre lo que se “quiere” y lo que se “necesita” puede emborronarse fácilmente.

Katie Colman, planificadora financiera certificada y socio gerente de Siena Grupo Asesor Wealth, dice que los compradores tratando de decidir si sus suscripciones valen la pena deberían preguntarse por qué están utilizando un determinado servicio. Si estás constantemente mal de tiempo y no siempre llegas a tu tienda favorita para comprar ingredientes para la cena, entonces podría ser divertido-y dar sentido financiero inscribirse en un programa de suscripción como Blue Apron o Plated, que te envían ingredientes frescos para hacerte la cena en 30 minutos.
Si el tiempo no es el problema, Coleman te insta a sopesar la eficacia general de los costos de los servicios individuales. Gastar 19 euros al mes por una suscripción a BarkBox puede parecer una buena oferta en la superficie, pero de lo contrario ¿podrías justificar el gasto de más de 200 euros al año en golosinas, juguetes y productos de aseo para su perro? Si no, aléjate del ordenador… y haz esas compras individuales según sea necesario.

Pero si puedes encontrar un servicio de suscripción de cajas de muestra que te permita ahorrar dinero y tiempo, entonces te ha tocado el premio gordo.

¿Tu suscripción se sitúa de lleno en la categoría del derroche? Coleman dice que eso está bien, si realmente te lo puedes permitir en ese caso las cajas de muestras merecen la pena. “Tal vez tu caja de muestras sorpresa mensual es tu recompensa, y eso está bien, siempre y cuando estés cumpliendo con todas tus demás obligaciones financieras y no esté afectando a tu capacidad para cumplir con tus metas.”

Fuente: Learnvest




  • Soy una adicta a las compras por internet que cree que toda mujer merece verse y sentirse bien – sin importar su presupuesto! Puedes contactar con ella por Facebook y Google+.

    Comentarios Facebook ()

    Comentarios Qte (0)

    Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

        Deja tu opinión

        Registrar una cuenta nueva
        Rehacer contraseña