5 hábitos para gozar de una buena salud bucodental

5 hábitos para gozar de una buena salud bucodental

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Y esta, si va acompañada de una buena sonrisa, no puede ser mejor carta de presentación. Unos dientes torcidos, sucios, con caries… así como el mal aliento, pueden estropear hasta el momento más mágico.

Por eso me gustaría compartir con vosotros los siguientes hábitos diarios que me recomiendan desde mi clínica dental Donostia para tener una excelente salud bucodental:

Sigue una dieta equilibrada:

Consumir un mínimo de 5 raciones de fruta y verduras al día, no solo es bueno para mantener a raya el colesterol, los triglicéridos y mantener nuestro peso ideal, también influye en el estado de salud de nuestros dientes y encías.
Se recomienda tomar cereales integrales y productos lácteos desnatados, así como evitar comidas altas en azúcares y almidón, pues provocan caries. También es conveniente moderar (si no es posible reducirlo del todo) el consumo de todos aquellos alimentos que pueden manchar nuestros dientes, como el café o el vino.

Deja de fumar

Estamos hartos de oír que fumar mata, pero quizá no nos paramos a pensar en los efectos que a corto plazo el tabaco genera en nuestro cuerpo y nuestros dientes.
Caries, pérdida de piezas dentales, cáncer de garganta, retracción y enfermedad de las encías… Pero tranquilo, no todo son malas noticias. Lo bueno es que cuando se deja de fumar todos estos efectos pueden ser reversibles. Así que no lo pienses más y ¡apaga ese cigarrillo!.

Presta atención al cepillado

A estas alturas es bien sabido que hay que cepillarse los dientes mínimo 3 veces al día o después de cada comida. Y no valen excusas del tipo: es que estoy trabajando, no paso por casa en todo el día, no tengo tiempo… Hazte con un pequeño kit de supervivencia dental y llévalo en el bolso, déjalo en el escritorio de tu trabajo… Un mini tubo de pasta de dientes y un pequeño cepillo de viaje será suficiente, no necesitas más para no descuidar tu salud oral durante el día.

Recuerda que el cepillo debe ser de cerdas suaves para no dañar tus encías y que debes sustituirlo cada tres meses. No olvides que no debes cepillarte con mucha intensidad para evitar lesiones y, por supuesto, ¡no te olvides de la lengua! Sentirás una sensación de limpieza mayor y eliminarás un millón de bacterias.

Usa hilo y enjuague bucal

Tan importante como eliminar la suciedad acumulada en los dientes es realizar una buena limpieza interdental. Es imprescindible acabar con los restos de comida que se quedan en las encías y demás bichitos que se reparten por toda la boca para gozar de una buena salud oral.

Ayúdate del hilo dental o de un cepillo interdental para deshacerte de los horribles y molestos “paluegos”, y acuérdate de usar enjuague bucal después de cada cepillado. Este llegará a los rincones donde tu cepillo no ha llegado y te dejará una agradable sensación de frescor, además de prevenir el mal aliento. Los hay blanqueantes, desensibilizantes, anticaries… usa aquel que más se adecúe al estado de tu boca.

Visita a tu dentista con regularidad

A menudo cometemos el error de pensar que si no nos duele nada o no tenemos una caries visible, nuestros dientes están perfectos. Pero desafortunadamente, en algunos casos no es así. Podemos tener una caries incipiente, comienzo de gingivitis…

Acude a tu clínica dental mínimo una vez al año. No solo podrás realizarte una limpieza bucodental profunda, que es lo conveniente, sino que podrás prevenir posibles problemas más graves en el futuro y los tratamientos serán menos dolorosos y más baratos.

Este artículo ha sido escrito por Rosario, creadora de contenidos en un proyecto para la Policlinica Dental Idiaquez.



  • Soy una adicta a las compras por internet que cree que toda mujer merece verse y sentirse bien – sin importar su presupuesto! Puedes contactar con ella por Facebook y Google+.

    Comentarios Facebook ()

    Comentarios Qte (0)

    Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

        Deja tu opinión

        Registrar una cuenta nueva
        Rehacer contraseña